El blog de Carlinhos

El blog de un escritor de artículos poco convencional

Ideas para minimizar gastos

A quién no le gustaría tener una tarjeta de crédito ilimitada y que otro la pague, por supuesto, con la cual comprar lo que se le plazca. Seguramente, lo que se le dañe ni intentaría repararlo, sino que de una vez recurriría a una tienda para comprar uno nuevo y el otro desecharlo o donarlo a instituciones de caridad.

Pero esa vida de ricos y famosos está reservada para un pequeña élite, incluso es posible que ni ellos tengan esos privilegios tal y como lo imaginamos, o sí. En definitiva, no es la realidad de la mayoría de los mortales, quienes debemos ingeniárnosla para subsistir y hacer rendir al máximo los recursos de los cuales disponemos.

En consecuencia, poniendo los pies sobre la tierra, a continuación daremos algunas ideas para minimizar gastos:

  • Compre artículos de ocasión. Se sorprendería ver la cantidad de objetos que se venden en perfecto estado por un precio bastante reducido. Es probable que mucha gente compre artículos que después considera que no le son útiles, o que, aun teniéndolos bien conservados, deban desprenderse de ellos porque requieran de espacio, de un dinero extra, o cualquier otra razón.
  • Compre alimentos de la época. Nada mejor para cocinar o comer que los productos frescos, y esto se logra optando por aquellos que se dan en la época que transcurre, lo que trae otra ventaja, y es que a mayor cantidad de producción menor es el coste, por tanto, se estará surtiendo de alimentos frescos y baratos. Deje los caprichos de comer algo que se da en otras temporadas y guarde el antojo para cuando corresponda.
  • Prefiera productos de marcas reconocidas aunque sean de segunda mano. Si compra algo de calidad tendrá mayor probabilidad de que su resistencia sea superior en comparación a otros genéricos que, tal vez, se le dañen muy pronto y deba hacer otro gasto al cabo de poco tiempo, con lo cual termine gastando más de lo que habría desembolsado por uno de calidad comprobada. Una forma de adquirirlos a buen precio es que sean usados pero con garantía.
  • Compre las piezas para reparar el vehículo en desguaces. Hoy día este tipo de establecimientos están por todo el país, por ello no es extraño encontrar desguaces en Asturias, Sevilla, o cualquier otra provincia.

Recicle. Lo que no sirva para su propósito original es posible darle un nuevo uso, es cuestión de imaginación, además, gracias a Internet, es factible encontrar un sinfín de tutoriales para construir o reparar tantas cosas.

Categories: Principal